Descubre qué debe contener tu mochila para mejorar el rendimiento deportivo en los 101 kilómetros de La Legión de Ronda.

Afrontar los 101 kilómetros de La Legión de Ronda es un reto colosal y debemos ir preparados. El equipamiento en este tipo de carreras de ultra resistencia cobra un gran protagonismo. Si tenemos en cuenta su importancia, estaremos más cerca de alcanzar nuestro objetivo: cruzar el arco de meta situado en la Alameda del Tajo y recibir la medalla que nos acredita como “cientounero”.

A continuación, detallamos el material necesario y exigido por la organización.

– Teléfono móvil con batería cargada.
– Silbato.
– Manta térmica de supervivencia de tamaño mínimo 1,20 cm x 1,20 cm.
– Chaqueta cortavientos con capucha y manga larga.
– Pantalones o mallas, mínimo por debajo de las rodillas.
– Gorra, visera o badana.
– Contenedor para reserva de agua, capacidad mínima de un litro.
– Frontal o linterna con pilas de repuesto.
– Luz roja de posición trasera.
– Cartilla de participación.

Además, hay material que es casi imprescindible aunque no obligatorio y que desde Andalucía Running, dada nuestra experiencia en la prueba, te recomendamos tener en consideración. Este equipamiento mejorará notablemente tu rendimiento deportivo.

– Mochila: Compañera de viaje indispensable para el corredor de montaña. La tendencia actual es la de utilizar mochilas minimalistas que se acoplan a la espalda como si formaran parte de la misma. Eso sí, con capacidad algo reducida pero muy cómodas y fiables.

– Zapatillas técnicas: La elección de esta fundamental herramienta es una decisión muy personal, aunque la comodidad y seguridad debe primar ante todo. El calzado que utilices el día de la competición debe haber sido probado previamente. Testado en tus entrenamientos con el fin de evitar rozaduras o molestias que arruinen la prueba.

– Calcetines: Aunque pueda parecer una prenda insignificante y poco reconocida, ésta juega un papel fundamental en el desarrollo de la competición. Curiosamente, sólo nos referimos a ellos cuando ya poco se puede hacer, cuando una rozadura o lo que es peor, una ampolla, ha truncado nuestro bienestar al correr. Es muy recomendable llevar un segundo par de repuesto.

– Bastones: Reducen la carga en piernas y mejoran la seguridad del corredor al contar con cuatro puntos de apoyo.

– Alimento: Nunca está de más disponer de barritas de cereales, geles energéticos, frutos secos o incluso chocolatinas, caramelos o golosinas. Azúcar = ¡energía rápida + impulso para la mente!

– Crema de protección solar: El uso adecuado de protectores resulta indispensable para evitar lesiones y mantener un correcto cuidado de la piel durante la práctica deportiva al aire libre.

– Vaselina: Evitará rozaduras y ampollas. Podemos aplicarla antes y durante, por ejemplo, en los puestos de avituallamiento.

– Reflex spray: Encontrarás este analgésico antiinflamatorio muscular en los puestos de socorro pero nunca está de más llevar el tuyo propio.

– Pañuelos de papel y bolsa de plástico: Su peso es mínimo y disponer de ambos nos puede sacar de un apuro.

Y si no tenemos bastante, nunca está de más llevar un reloj GPS con pulsómetro incorporado o algunas prendas de compresión que ayuden al músculo a rendir mejor.

La complejidad del armario del corredor de montaña es patente, así como la inversión económica que hay que hacer para hacernos con el material. Correr con más o con menos euros encima ya es decisión de cada uno.
¿Crees que hemos olvidado algo?, ¡cuéntanoslo dejándonos un comentario a continuación!